MAS RECIENTE

lunes, 6 de julio de 2015

Frida Kahlo


Frida Kahlo.
[6 de julio de 1907 - 13 de julio de 1954]
Fotografía de Guillermo Kahlo en 1926.
Ícono del arte y la cultura mexicana, personaje inconfundible, taquillera, ¿quién no la conoce o no ha escuchado sobre ella? Su obra pictórica, así como su relación con el muralista Diego Rivera, han convertido su nombre en leyenda.

Su estilo surrealista es admirado y reconocido en todo el mundo, como también ha sido inspiración para novelistas, pintores, poetas y cantautores. Tal es el caso de Pedro Guerra (España, 1966), quien con frases del Diario de Frida armó una canción bellísima llamada "El Elefante y la Paloma", puesto que así le decían a esta pareja tan controversial como adorada. Da clic aquí para escucharla.



"Frida miró al elefante
y empezó a desdibujarse 
pero nada le importó,
Diego miró a la paloma
y la amó, entre tantas cosas, 
entre el lienzo y la pasión.
Diego mi niño, Diego pintor, 
¿Por qué pienso que eres mío 
si eres sólo tuyo, Diego, 
si eres sólo tuyo?"


Pedro Guerra



___________________________________________________________

No solemos prestar la debida atención al importante papel que la cama juega en nuestras vidas. Nacemos en una cama y morimos en otra, y la mitad de nuestra existencia transcurre dentro de ella. La cama cobija nuestras enfermedades, es el nido de nuestros sueños, el campo de batalla del amor. Es nuestro espacio más íntimo, la guarida primordial del animal que llevamos dentro. Para Frida Kahlo, la pintora mexicana, esposa del muralista Diego Rivera, la cama era todo esto y mucho más: refugio, potro de tortura, altar sagrado.


Así empieza el capítulo que Rosa Montero le dedica a Frida en su libro "Historias de mujeres". Cada capítulo está dedicado a una mujeraza: Agatha Christie, Mary Wollstonecraft, Zenobia Camprubí, Simone de Beauvoir, Lady Ottoline Morrell, Alma Mahler, María Lejárraga, Laura Riding, George Sand, Isabelle Eberhardt, Aurora y Hildegart Rodríguez, Margaret Mead, Camille Claudel, las hermanas Brönte, Irene de Constantinopla. Es fácil de conseguir y ¡ampliamente recomendable!





« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario