MAS RECIENTE

martes, 27 de noviembre de 2012

Otros mares eternos

Foto: Leo Matiz
 “La red o pavo de mar”
Eduardo Casar. Poeta mexicano.
Tomado de "Ontología personal".


Yo te tocaba a ti.
Tú me tocabas.

Desde el principio
nos tocamos.

Como el agua del río
que se junta 
con el agua del mar
nuestra mirada
confundió sus corrientes,
las sales suspendidas,
y las temperaturas
se fueron acoplando.

Luego fueron las manos
y el centro de los cuerpos,
y tu respiración 
se acomodó en la mía.
Y entró como en un guante
mi lengua en tu lenguaje.

Al principio fue el agua
que resolvió sus peces,
que fue cavando puertos, 
socavando
paredes y montañas vestiduras,
que delineó el contorno
de sus playas comunes.

Después que todo pase,
quiero decir 
después que pase el tiempo
y nos rebase
y estemos en el fondo
de otros mares eternos,
quién podrá distinguir 
tu sombra de mi sombra,
qué red o qué cuchillo
separar nuestras aguas.

Yo te tocaba a ti.
Tú me tocabas.
« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario