MAS RECIENTE

jueves, 15 de diciembre de 2011

Entonces

Fotografía de Carolyn Cochrane.


María Elena Walsh.
Argentina, 1930 - 2010.

Cuando yo no te amaba todavía
—oh verdad del amor, quien lo creyera—
para mi sed no había
ninguna preferencia verdadera.

Ya no recuerdo el tiempo de la espera
con esa niebla en la memoria mía:
¿El mundo cómo era
cuando yo no te amaba todavía?

Total belleza que el amor inventa
ahora que es tan pura
su navidad, para que yo la sienta.

Y sé que no era cierta la dulzura,
que nunca amanecía
cuando yo no te amaba todavía.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Tus pies


Fotografía de Bryan Mullenix
Pablo Neruda, poeta chileno.
Los versos del Capitán.

Cuando no puedo mirar tu cara
miro tus pies.

Tus pies de hueso arqueado,
tus pequeños pies duros.
Yo sé que te sostienen,
y que tu dulce peso
sobre ellos se levanta.
(...)
Pero no amo tus pies
sino porque anduvieron
sobre la tierra y sobre
el viento y sobre el agua,
hasta que me encontraron.

La virtud del arte

Como Letranías y como Addy, quiero agradecerle a todos aquellos con quienes tuve la oportunidad de compartir Arte durante los últimos meses y las últimas semanas. Yo también he aprendido mucho con todos ustedes. Ha sido una experiencia lindísima conocer un poco de sus vidas y ver su asombro y fascinación ante las obras que les gustaron y que los conmovieron. Llevar el timón de una materia como Historia del Arte es un regalo y lo que realmente es la paga, es haberlos conocido y compartir con ustedes cosas, momentos y piezas bellas de la vida. 

Por el muslo de Proserpina y el rostro de Marat apuñalado. Por las estrellas de Van Gogh, la danza de Matisse y la estatura de Tolouse. Por la poca luz del salón con las diapositivas reflejadas. Por Nerón, Marduk y Nefertiti. Por la lluvia de Turner, las mujeres de Gauguin y el beso cobijado de Maggrite. Por las cúpulas de Brunelleschi, el impresionismo en el piano de Debussy y las cataratas en la mirada de Monet. Por la ventana de Pisarro, el puntillismo de Seurat y los relojes escurridos de Dalí. Por La Quinta del Sordo, Las señoritas de Avigon y El Poder del Arte. Por los murales egipcios, las alas del Lamassu, las puertas de Babilonia, la monumentalidad de Fidias y el pliegue en los dedos de los pies del Discóbolo. Por la Puerta de Alcalá (Mírala, mírala, mírala mírala), por la Catedral de San Basilio y porque Napoleón no se la pudo llevar, por la cúpula de Santa Sofía en Estambul, por las torres góticas y por Churriguera. Por la tristeza de Millet y los tutús de Degas. Por todo lo que ustedes podrían agregar. Por todo lo que me han hecho aprender. Por darme fragmentos de sus vidas entre clase y clase... y porque nos volveremos a ver... 

¡Feliz Navidad! :)

lunes, 12 de diciembre de 2011

Y entonces tú...

Fotografía tomada de Ojo Digital


Perdóname por ir así buscándote
tan torpemente, dentro
de ti.
Perdóname el dolor alguna vez.
Es que quiero sacar
de ti tu mejor tú.
Ese que no te viste y que yo veo,
nadador por tu fondo, preciosísimo.
Y cogerlo
y tenerlo yo en lo alto como tiene
el árbol la luz última
que le ha encontrado al sol.
Y entonces tú
en su busca vendrías, a lo alto.
Para llegar a él
subida sobre ti, como te quiero,
tocando ya tan sólo a tu pasado
con las puntas rosadas de tus pies,
en tensión todo el cuerpo, ya ascendiendo
de ti a ti misma.
Y que a mi amor entonces le conteste
la nueva criatura que tú eres.


Pedro Salinas.
Nació en Madrid en 1891 y murió en Boston en 1951.

domingo, 11 de diciembre de 2011

El camino de la sed


El camino de la sed / The path of thirst

Encuentro

Ahora la soledad no está sola.
Tú hablas como la noche.
Te anuncias como la sed.


De: Los trabajos y las noches I. 1965.






Cuarto solo


... seguramente vendrá
una presencia para tu sed,
probablemente partirá
esta ausencia que te bebe.


De: Los trabajos y las noches II. 1965.


Poemas de Alejandra Pizarnik, (Argentina, 1936 - 1972).