MAS RECIENTE

miércoles, 14 de julio de 2010

Tu llavero

DE UN CLAVO EN LA PARED CUELGA TU LLAVERO. Al mirarlo, el recuerdo toma la forma de una melodía que llega de lejos, la música cotidiana de tu llave bronce al abrir la puerta y girar el gozne, cuando no existía el destierro y sonaba a promesa y regocijo la palabra nuestro. Con desespero de adolescente febril que en la noche del baile mira sola desde su asiento la algarabía, triste danza de piernas sin moverse de la silla, así tus llaves, quietas y mudas, son vacuo tintineo cuando algo, sin querer, las empuja y les devuelve por unos instantes la falsa garantía de que aún me habitas. Cuánta vida tras las vueltas de una llave en la hendidura, cuánto mundo perdido ahora que el bronce en tu mano no penetra la cerradura, negándome la fiesta de verte cruzar nuestro umbral. Hoy, maldita sea, las llaves se aburren sin tu mano y sin tu prisa, sin tus extravíos, siempre listas, con sus dientes villanos mordiéndome la conciencia al recordarme que ya no llegas, que ya no vuelves y que ahora sólo eres música perdida.

Addy Góngora Basterra.

Publicado en Dossier de Poesía Contemporánea de Yucatán, Revista de Literatura Mexicana Contemporánea. Enero - Marzo 2009. Año XV, Número 40, Vol. 16. University of Texas.

martes, 13 de julio de 2010

Voy...

Como a las dos de la tarde de hoy, estando con mi madre en la cocina, no sé qué me dio por ponerme a cantar, así, de pronto, de la nada... ♫ Voy a ponerme en los ojos un hierro candente ♫... a lo que ella continuó... ♫ pues mil veces prefiero estar ciega que volver a verte ♫. Este episodio musical no tiene nada de extraño en mi casa, mucho menos entre mi madre y yo: siempre hay canciones de por medio, inesperadamente. Lo casual es que, según la nota del periódico que acabo de leer, cerca de esa hora murió en Miami la cantante cubana Olga Guillot y esa canción "Voy" de Luis Demetrio, es una de las más célebres en sus interpretaciones. Así que aquí estoy, antes de seguir la noche, haciendo lo que ella hizo durante tantas: cantando un bolero.

¡Gracias por tus canciones y tu feeling, Guillot!