MAS RECIENTE

viernes, 23 de octubre de 2009

Street Art




Marilyn Monroe sonríe divertida y sexy: tiene un vestido blanco que se abre al vuelo cuando un aire le pone a ondear la tela. Está de pie sobre las rejillas del tren subterráneo en Nueva York que, al paso de los vagones, deja salir corrientes de aire que ponen a volar lo que esté al alcance. Aires como aquellos por los que Joaquín Sabina quisiera erigirle una ermita a la Virgen de los Vientos.

Con estos aires que salen de la boca del metro, Joshua Allen Harris, un chico neoyorquino, hace que cobren vida sus esculturas creadas con bolsas de plástico que, atadas a las rejillas, dejan de ser lo que aparentemente son: basura... para efímeramente ser un oso polar, un monstruito, un perro, animales con movimiento que tienen como tiempo de vida el transcurrir del tren en los vientos que provoca.

Vale la pena verlo y disfrutar una de las múltiples variantes que puede tener el arte urbano. Disfruten y ¡buen fin de semana!



jueves, 22 de octubre de 2009

El abandono de todas las certezas

Acabo de leer esto, es la página 42 de un libro que estoy leyendo hoja por hoja en el sentido literal: como barajas. Tiene sus añitos y está deshojado de felicidad y de sabiduría.

Para todos aquellos creadores, ya sean los que pintan, escriben, cocinan, diseñan, aquellos que construyen casas, barcos, menús, para quienes cantan, tocan algún instrumento y, muy especialmente, para aquel que quiera hacer algo de lo anterior y por uno u otro motivo no se atreve, va el siguiente fragmento:



La creatividad puede ser descripta como un abandono de todas las certezas. El psicólogo Abraham Maslow observó que por lo general la gente no tiene coraje para enfrentar el papel en blanco, es decir, tiene miedo a la incertidumbre, a no saber lo que va a suceder. Él dice que las personas creativas son precisamente aquellas que enfrentan esa incertidumbre.

Ingmar Bergman dio un perfecto ejemplo de ese proceso que sucede cuando está sentado y aparentemente sin hacer nada: “Tomo todas las decisiones basándome en mi intuición. Tiro un dardo en la oscuridad: eso es la intuición. Después mando a un ejército para recuperar el dardo: eso es el intelecto".

Mozart, escribió a un amigo que no sabía cómo una idea llegaba a él, pero sabía que durmiendo la idea no llegaría. Entonces, no dormía, pasando las noches en vela a la espera de que bajase la idea. Y de esos hilos de música que surgían en medio de la noche, el tejía sus sinfonías, agradeciendo al creador, no por las ideas sino por la capacidad de no olvidar los sonidos que había escuchado durante la vida.

Ya Tchaikovsky decía que debemos ser muy pacientes, que debemos esperar la inspiración. Pero lo que él consideraba como muy importante era vencer la desinclinación, la parálisis, el dejar para mañana, puesto que esa desinclinación era simplemente el miedo al papel en blanco.

Y para completar, el testimonio de un científico, Albert Einstein, en What I believe (1930):




La cosa más linda que podemos experimentar es el misterio. Él es la fuente de todo arte y ciencias verdaderas. Aquel para quien esa emoción es extraña, incapaz de soltar la imaginación y de quedarse extasiado, es como si fuera un muerto: sus ojos están cerrados…


Sí, abandonar las certezas es aceptar el riesgo del misterio, es adentrarnos en zonas de nuestro ser donde todo es incierto, es enfrentarnos al miedo de no saber qué hacer con la materia fluida, con la materia viva que nos habita. Por eso, tal vez, Nelson Rodriguez haya comparado el acto de convertirse en dramaturgo a un salto mortal.

Finalizando: alguien dijo (creo que fue Ezra Pound) que el artista es 10% de talento y 90% de trabajo duro. Ésa es la única verdad. Nos levantamos y, con o sin inspiración, tenemos que sentarnos y escribir, porque hay una producción en marcha.

Doc Comparato

miércoles, 21 de octubre de 2009

Un clásico


© Fotografía H. Armstrong Roberts. 1939.


Profecía

Me lo contaron ayer,
las lenguas de doble filo,
que te casaste hase un mes
y me quedé tan tranquilo...

Otro cualquiera en mi caso,
se hubiera echao a llorá;
yo, cruzándome de brazos,
dije que me daba igual.

Nada de pegarme un tiro
ni enredarme en maldiciones,
ni apedrear con suspiros
los vidrios de tus balcones.

¿Que te has casao? ¡Buena suerte!
Vive cien años contenta,
y a la hora de la muerte
Dios no te lo tenga en cuenta.

Que si al pie de los altares
mi nombre se te borró,
por la gloria de mi mare
que no te guardo rencor.

Porque sin sé tu marío,
ni tu novio ni tu amante,
yo fui quien más te ha querío...
con eso tengo bastante.



Y haciendo un poco de historia,
nos volveremos atrás,
para recordar la gloria
de mis días de chaval.



¿Qué tiene el niño, Malena?
Anda como trastornao,
le encuentro cara de pena
y el colorcillo quebrao.

Y ya no juega a la tropa,
ni tira piedras al río,
ni se destroza la ropa
subiéndose a coger níos.

¿No te parece a ti extraño?
¿No es una cosa muy rara
que un chaval de doce años
lleve tan triste la cara?...

Mira que soy perro viejo
y estás demasiao tranquila:
¿Quieres que te dé un consejo?
Vigila, mujer, ¡vigila!

(Y fueron dos centinelas
los ojitos de mi mare):
-Cuando sale de la escuela
se va pa los Olivares.
-Y ¿qué es lo que busca allí?
-Una niña. Tendrá el mismo tiempo que él.
José Miguel, no le riñas,
que está empezando a querer.

Mi pare encendió un pitillo,
se enteró bien de tu nombre,
y te compró unos zarcillos
y a mí un pantalón de hombre.

Yo no te dije te adoro
pero amarré en tu balcón
mi lazo de seda y oro
de primera comunión.

Y tú, fina y orgullosa,
me ofreciste en recompensa
dos cintas color de rosa
que engalanaban tus trenzas.

-Voy a misa con mis primos.
-Bueno, te veré en la Ermita.
Y qué serios nos pusimos
al darte el agua bendita.

Mas luego en el campanario,
cuando rompimos a hablar:
-Dice mi tiíta Rosario
que la cigüeña es sagrá,
y el colorín, y la fuente,
y las flores, y el rocío,
y el romero de los montes
y el bronce de esta campana
y aquel torito valiente
que está bebiendo en el río,
y aquella cinta lejana
que la llaman horizonte.
¡Todo es sagrao: cielo y tierra,
porque too lo hizo Dios.

¿Qué te gusta más? ¡Tu pelo!
¡Qué bonito le salió!
-Pues, ¿y tu boca, y tus brazos,
y tus manos redonditas,
y tus pies fingiendo el paso
de las palomas zuritas?

Con la pureza de un copo
de nieve te comparé;
te revestí de piropos
de la cabeza a los pies.

A la vuelta te hice un ramo
de pitiminí precioso.
Y luego nos retratamos
en el agüita del pozo.

Y hablando de estas pamplinas
que se inventan las criaturas,
llegamos hasta la esquina
cogidos por la cintura.

Yo te pregunté: -¿En qué piensas?
Tú dijiste: -En darte un beso.
Y yo sentí una vergüenza
que me caló hasta los huesos.

De noche, muertos de luna,
nos vimos por la ventana.
-¡Chis!... Mi hermanito está en la cuna,
le estoy cantando la nana.

Quítate de la esquina,
chiquillo loco,
que mi mare no quiere
ni yo tampoco.


Y mientras que tú cantabas
yo, inocente me pensé
que nos casaba la luna
como a marío y mujer.



¡Pamplinas! Figuraciones
que se inventan los chavales,
después la vía se impone:
tanto tienes, tanto vales.

Por eso, yo al enterarme
que llevas un mes casá,
no dije que iba a matarme,
sino que me daba igual.

Mas como es rico tu dueño,
te vendo esta profecía:
Tú, cada noche en sueños
soñarás que me querías,
y recordarás la tarde
que mi boca te besó.
Y te llamarás ¡Cobarde!
como te lo llamo yo,
y verás, sueña que sueña,
que me morí siendo chico.
Y se llevó la cigüeña
mi corazón en su pico.
Pensarás: no es cierto nada.
Yo sé que lo estoy soñando.

Pero allá en la madrugada
te despertarás llorando,
por el que no es tu marío,
ni tu novio, ni tu amante,
sino el que más te ha querío:
con eso tengo bastante.

Por lo demás, tó se orvía.
Verás cómo Dios te envía
un hijo como una estrella.
Avísame deseguida,
me servirá de alegría
cantarle la nana aquella:

Quítate de la esquina,
chiquillo loco,
que mi mare no quiere
ni yo tampoco
.

Pensarás: "No es cierto nada.
Yo sé que lo estoy soñando".
Pero allá en la madrugada
te despertarás llorando
por el que no es tu marío
ni tu novio, ni tu amante,
sino el que más te ha querío:
con eso tengo bastante.


Rafael de León nació en España en febrero de un año bisiesto, 1908. Murió en 1982.




*

martes, 20 de octubre de 2009

Before Sunrise



¿Vieron la peli? Va un diáloguito; los guionistas son Richard Linklater y Krim Krizan. Personajes: Julie Delpy en el papel de la chica francesa, Celine; Ethan Hawke en el papel del gringo James. Se encuentran por azar en un tren y deciden acompañarse una noche; sólo tienen algunas horas. Al amanecer continuarán sus vidas. Y entre las varias cosas que conversan, esta es una de ellas:



Celine: Pero amar a alguien y ser amada significa mucho para mí. A veces me río de esas cosas pero ¿no será que todo lo que hacemos en la vida lo hacemos para que nos quieran un poco más?

James: Sí, no sé. A veces sueño con ser un buen marido y un buen padre, y a veces me siento cerca de eso. Pero otras veces me parece tonto, como si eso fuera a arruinar toda mi vida. No es por el miedo al compromiso, o porque me crea incapaz de cuidar a alguien. Puedo hacer eso. El problema es que si soy totalmente sincero conmigo mismo, creo que prefiero morir sabiendo que fui realmente bueno para algo, que me destaqué en algo, y no que sólo tuve una buena relación.

Celine: Sí, pero... Una vez trabajé para un tipo que me confesó haberse pasado la vida pensando en su carrera y su trabajo. Tenía cincuenta y dos años y de repente se dio cuenta de que nunca había dado nada de sí mismo. Su vida no era para nadie ni para nada. Casi lloraba cuando me lo dijo. Creo que si existe algún tipo de Dios, no está en ninguno de los dos, ni en ti, ni en mí, sino en el espacio que hay entre ambos. Si hay alguna magia en este mundo debe encontrarse en el intento de comprender a alguien, de compartir algo.


Película de Estados Unidos (1995) dirigida por Richard Linklater.






Y para alguna tarde o noche libre y ver la película, se puede empezar dando click aquí pues está completa (dividida por partes) en youtube.



*

lunes, 19 de octubre de 2009

El loro comelón

Bueno, bueno, como es lunes, un poco de humor para empezar la semana, ¡ja!

Una pared...

Quién tuviera un graffiti así en el camino, todos los días, para no olvidar esta verdad:

domingo, 18 de octubre de 2009

Sueños animados

Oren Lavie es quien interpreta y quien compuso la canción que escucharán en el video que el mismo dirigió. Gracias al éxito que ha tenido esta representación visual de "Her morning elegance", mucha gente ha conocido el trabajo de este joven israelita.

Podría adjetivar como minimalista este corto suyo por los pocos recursos de los que echa mano para su realización; es precisamente en esa simpleza en la que radica su valor pues está lleno de creatividad... ¿a quien se le hubiera ocurrido que la cama fuera una ventana con balcón? ¿una pecera? ¿una pista de baile?...

La vida transcurre en el sueño y la cama es escenario de lo que sucede durante el día...








*