MAS RECIENTE

jueves, 16 de abril de 2009

Nature boy

l o v e

The greatest joy you'll ever learn canta Jamie Cullum en vez de the greatest thing you'll ever learn... y creo que me gusta más así... the greatest joy you'll ever learn is just to love and be loved in return...

Rica versión que Nat King Cole mitificara. Nature boy, de Eden Ahbez --ya la escuchamos en Moulin Rouge al inicio de la película... there was a boy... cuando Ewan McGregor teclea en su máquina de escribir
this is a story about love...-- tiene tantas versiones como My funny Valentine, aunque creo que hasta ahora ninguna supera las de Bésame Mucho.


eden ahbez, qué personaje. A propósito he escrito su nombre con minúsculas porque así lo escribía él, pensaba que sólo Dios podía escribirse con mayúsculas. Cuando Bob Keane, el dueño de Del-Fi Records lo conoció y vio su talento, pensó que musicalizando sus poemas con percusiones exóticas y un acompañamiento de piano sería un éxito rotundo. Y aquí está la versión de Jamie Cullum acompañada únicamente por un bajo, no por un piano... donde al principio del video dice I have another new toy y muestra una percusión cuyo origen desconozco pero que me parece haber visto en un tianguis en el DF, en un puesto fascinante de instrumentos musicales rústicos, autóctonos, en el cual estuve entretenida un buen rato.

Qué oficio más bello el de inventar sonidos.

Y el de compartirlos:


De "Playstation"

I LOVE CRISTINA PERI ROSSI

En el portal de Amazon
aparece mi nombre

al lado de Michael Jackson
Madonna y George Clooney

venden camisetas en tres tallas
(pequeña mediana mayor)
para hombres mujeres niños
o niñas

las camisetas blancas
tienen una inscripción
en letras rojas: I love Michael Jackson
Y love Madonna
Y love Goerge Clooney
Y love Cristina Peri Rossi
mi nombre es más largo
ocupa más espacio

Me pregunto quién habrá tenido
la alocada idea de quererme en camisetas
de Amazon

Sólo me gusta el No llores por mí Argentina
de Madonna
y detesto a George Clooney
(Michael Jackson me da un poco de lástima
tuvo una infancia difícil, como yo)

Al otro día las camisetas siguen allí
en el portal
a quién se le habrá ocurrido
que me ama tanta gente

como no me lo termino de creer

compro un par de camisetas Y love
Cristina Peri Rossi

-a ver si haces un poco de dinero-
dice mi amiga –que la literatura
no da para comer
parece que puede dar para vestirse un poco
pienso

A los quince días llegan por correo
las camisetas I love Cristina Peri Rossi

dos por cincuenta dólares más diez de envío
Pienso que amarme no es tan caro
podría ser mucho peor

Mi abogado dice que es inútil poner una demanda
Amazon no contesta
tiene una respuesta robot para todos igual

no sé a quién regalarle las camisetas

A mí, mi amor me queda grande.


Del Playstation (Editorial Visor), el último libro de poemas de Cristina Peri Rossi, ganador del Premio de Poesía de la Fundación Loewe.


*

martes, 14 de abril de 2009

Bikini




"¡Señor Réard, su traje de baño va a ser más explosivo que la bomba de Bikini!",
fueron las palabras de la desnudista francesa Micheline Bernardini
con las que sin querer bautizaba el polémico atuendo que modeló por primera vez en julio de 1946.
Lo que sostiene en la imagen con la mano derecha es una caja con la que indica
que el bikini es tan pequeño que cabe ahí.


Escrito por Ada Pantoja.

bikini. m. De Bikini, atolón* de las islas Marshall.

Según el DRAE: “Conjunto de dos prendas femeninas de baño, constituido por un sujetador y una braguita ceñida”. Uno podría pensar que proviene del prefijo bi porque se compone de dos piezas, pero no es así. Esta polémica prenda de vestir de reducidas dimensiones nació en 1946 de manos del ingeniero automotriz francés Louis Rénard, quien buscaba ganarle una apuesta al diseñador Jacques Heim sobre quién crearía el traje de baño más pequeño. Por esos días, EE.UU. realizaba pruebas con bombas atómicas en las islas Marshall ––que se encuentran en Oceanía––, específicamente en el atolón Bikini, por lo que el nombre estaba en boca de todo el mundo.

La competencia terminó con la creación del atrevido atuendo. Para darlo a conocer al público, el señor Réard no logró convencer a ninguna modelo “respetable” de que lo usara, así que tuvo que recurrir a la desnudista parisina Micheline Bernardini para que lo modelara. La presentación se realizó en la piscina Molitor, la más famosa de París en aquella época. El bikini fue un éxito, sobre todo entre el público masculino, pues Bernardini recibió cerca de cincuenta mil cartas de admiradores. Fue ella quien lo bautizó, ya que al ponérselo exclamó: ¡Señor Réard, su traje de baño va a ser más explosivo que la bomba de Bikini!

La historia del bikini incluye veto por parte del Vaticano; prohibiciones en Italia, Portugal y España; decretos contra su uso en lugares de Francia, e, incluso, ligas “antibikini” ¡en Brasil! Resulta curioso, pues quizá esta prenda no es tan joven, ya que en mosaicos que datan del año 300 a.C., en la villa romana de Casale, en Sicilia, hay imágenes de mujeres ejercitándose en coquetos bikinis.

La primera celebridad que usó esta prenda públicamente fue Brigitte Bardot, en la película Y Dios creó a la mujer (1956). Después, Jayne Mansfield lo lució en la portada de la revista Life; le siguieron Marilyn Monroe, Rita Hayworth y la “chica Bond” Ursula Andress.

Con el paso del tiempo, el bikini se hizo popular y tan cotidiano que perdió parte de su provocativo encanto ante prendas más escandalosas como la tanga y el monokini ––que deja descubiertos los senos.


________


*Isla madrepórica de forma anular, con una laguna interior que se comunica con el mar por pasos estrechos.


^ ^

Ada Pantoja estudia letras hispánicas en la Universidad Autónoma Metropolitana 
y está muy agradecida de que se use más el bikini que las bombas nucleares, 
pero lo que más agradece es que el mundo haya conocido a Brigitte Bardot 
antes que a ella, pues no hubiera querido arrebatarle el puesto de símbolo sexual. 

^ ^


Fuente: Algarabía. Revista que genera adicción.
Número 54. Año VII. Marzo 2009.

lunes, 13 de abril de 2009

Joao Ventura


Mercado flotante en Tailandia© Gavriel Jecan

Reflexión sobre la carestía de la escritura

Necesitaba de unas palabras para acabar el cuento. Fui al mercado. ¡El gobierno debería meter mano en esto! ¡Todo carísimo! Sustantivos, adjetivos… ¡un robo! ¿Y los verbos? Pasados, presentes, en fin, pero ¡los futuros!.

––Sabe , los futuros están muy inciertos ––se justificó, profesional, el vendedor. ¿Se lo envuelvo?
––No, gracias, es para escribir ya.


Joao Ventura es portugués.

domingo, 12 de abril de 2009

Sylvia Rexach

San Juan de Puerto Rico.
Ahí nació 
Sylvia Rexach (1922-1961), poeta, cantante y compositora de boleros. 

¿Qué don especial tendrán los boleristas para decir en pocas palabras lo que otros no sabemos nombrar? ¿qué capacidad de síntesis o asimilación? ¿tendrán alguna claridad especial en el corazón o será, precisamente, todo lo contrario? Bruma y transparencia de prodigios. O es que quizá, una vez más, tiene razón Marguerite Yourcenar: "Loca de felicidad. Cuerda de dolor". ¿Qué gen especial tendría Sylvia Rexach? ¿habrá sido la influencia del mar en Puerto Rico o simplemente una ecuación apasionada y sin futuro en el amor? ¿o las dos cosas? ¿Qué le daría la vida a cambio? ¿O qué le quitaría? ¿O a quién?

Esto no es una elegía, es una suerte de exorcismo.

Ese cáncer de estómago que acabó con Sylvia Rexach, además del alcohol, del humo, de todo lo que hubo, ha de haber sido también por digerir letras como esta:

Y ENTONCES

Recuerda que tan sólo
de verme tú temblabas,
si me quisiste así, pobre de ti
si es que ahora tratas de olvidar.

Se ve que no conoces,
que poco tú has vivido.
Te advierto que es difícil y muy lento
ese proceso de olvidar.

Y aunque un aparente olvido a ti te asombre
dime qué harás cuando alguien
sin querer me nombre
y esa lluvia de recuerdos
caiga en tu alma otra vez.

Y entonces...
si al comenzar el día
rehusas recordarme
ay, pobre de tus noches
si las usas
para olvidarte de mí.

...

¿Quien no olvida a quien? ¿Para quien será realmente la sentencia?
¿Cómo no fumar, beber y morirse del estómago, de un ataque al corazón, a pleno sol o de madrugada, en Santurce, en México, en Buenos Aires o cualquiera que sea la geografía cuando se (re)siente -se esté del lado del que olvida o del lado del que no olvida- todo eso que ahora cantará Carmen Delia Dipini?


Sabio como la Yourcenar es también Sabines:
"El amor es una memoria educada (o un olvido insistente)".

Oh... qué será, qué será...