MAS RECIENTE

sábado, 3 de octubre de 2009

Ipod en la guerra...



Música para matar... ipod en la guerra... jamás se me hubiera ocurrido que el armamento de un soldado incluyera un reproductor de mp3... ¡disparar al ritmo de una canción! ¡o motivado por ella!... ¡como si estos soldados americanos estuvieran en la sala de sus casas jugando X-Box!

Estoy tratando de imaginarme la escena: Irak, Afganistán, tierra, polvareda, ropa militar, ¿qué pasará por la mente de estos muchachos, independientemente de la música que escuchan? ¿a qué sensaciones y sentimientos irá ligada esa música? ¿qué sienten? ¿cómo serán sus recuerdos cuando hayan vuelto a casa -los que vuelven- y un día al jugar boliche o en un bar escuchen esa melodía? ¿qué le dirán a sus amigos? ¿qué se dirán a sí mismos?

Jonathan Pieslak ha trabajado el tema y ha entrevistado a soldados que han tenido esa experiencia. Algo de ello está en este sitio: American Soldiers on Music. También dejo esta nota que me "informó" del asunto.

"No olvides tu ipod si vas a la guerra"

La música, dice un refrán, apacigua a las fieras. Jonathan Pieslak, teórico del City College de Nueva York, puede dar pruebas de lo contrario. Sus entrevistas a la primera generación de soldados que llevó sus reproductores de MP3 a las guerras de Irak y Afganistán son reveladoras. Mucho Metallica y Eminem (rock pesado y rap), además de testimonios como "el Ipod debería ser un elemento estándar del equipo de un soldado", contó a The Guardian. Material humeante para los neurobiólogos que encontrarán nuevas líneas de análisis sobre el acorazado "estrés-música-motivación-gatillo".

...

Sin comentarios...
« ANTERIOR
SIGUIENTE »

1 comentario

  1. Esta es la historia que se cuentan los gringos todos los días a traves de su enorme aparato mercadológico, para no perder su lugar en el limbo de la supremacía megalomana. Si bien es cierto que existen datos científicos que demuestran la vinculación emocional con la experiencia-xbox que estos jóvenes experimentan, no olvidemos que forman parte de una generación que ya está muy por encima de lo que en otras épocas conocimos, disfrutamos y nos formó. No olvidemos que la nación norteameriacna están en otro nivel donde las personas se conviertieron en el mejor de los casos en signos de dolares ambulantes, cuando peor son la extención de un juego virtual que al ritmo de la batería de Metallica elimina "enemigos" de la faz de a tierra... Igual se me acaban las palabras porque las ahoga la angustia de ver en lo que nos convertimos.


    J

    ResponderEliminar