MAS RECIENTE

viernes, 2 de mayo de 2008

Frases de Groucho Marx

Escena de la película A night at the Opera.
Groucho es el segundo de la izquierda.


  • Bebo para hacer interesantes a las demás personas.
  • Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros.
  • Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna.
  • La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien la enciende, me voy a la biblioteca y leo un buen libro.
  • ¿Por qué voy a hacer algo por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?
  • ¿A quién va usted a creer, a mí o a sus ojos?
  • Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota. Pero no se deje engañar. Es realmente un idiota.
  • Epitafio: Perdonen que no me levante.
Groucho Marx (1890-1977)
Actor estaudounidense.

Alan Moon

Fotografía de Juergen Wisckow


ESPECTÁCULO

Trabajo de porquería, piensa el jugador de pool, después de que nadie aplaudiera uno de sus tiros. Dos mosquitos y una mosca sobrevuelan el paño verde haciendo piruetas en el aire. El jugador se apresta a ejectuar un tiro difícil; calcula las distancias, estudia los ángulos. Los mosquitos alcanzan a la mosca, la obligan a bajar sobre el paño y empiezan a desvestirla. El jugador y los mosquitos empinan sus utensilios y apuntan con calma. La mosca empieza a gemir. Adelante y atrás, adelante y atrás. El jugador mueve el taco y no se decide. Adelante y atrás, adelante y atrás. El taco golpea la bola blanca y ésta a la roja que ya va en busca de la azul y de la buchaca de la esquina. Los mosquitos están a punto de terminar. La bola roja rueda y rueda.

Se escucha un grito de placer y los mosquitos se separan extenuados un instante antes que la bola roja les pase encima. La bola azul recibe el golpe de la roja y las dos entran impecablemente en la buchaca de la esquina. La gente se pone de pie y aplaude satisfecha. La mosca y los mosquitos se incorporan, se inclinan, saludan con la mano y piensan:

Cada vez es más difícil entretener a estos locos.

Alan Moon es un seudónimo, 
desconozco el nombre real del autor y su nacionalidad.

jueves, 1 de mayo de 2008

Joaquín Sabina: Dos de seis

Estrella y Enrique Morente

Dos de seis

III 



Te debo una canción, te pido nada,
canto porque respiro y porque muero,
porque espero, maldita madrugada,
chaparrones de abril, cuestas de enero.

Semifusa indolente, musa helada,
cuñada de Caín, daño a tercero,
dos okupas soñando una almohada
huérfana de carmín, lupa de cuero.

Qué Charly, qué Rodríguez Milanés,
qué swing, qué pas de deux con cinco pies,
síndrome de Estocolmo del Caribe.

Una canción es todo y al revés,
Chucho Valdés y Bebo, ¡ay! mamá Inés,
y nos dieron las diez con quien suscribe.


IV

Un trovador es un cabrón con pintas
que se apunta a rimar un bombardeo,
un tuno con ladillas y sin cintas,
que abusa del derecho al pataleo,

que plagia a José Alfredo y Agustín,
Cohen, Dylan, Brassens y De Gregori,
que camufla la calva con bombín
a la hora de entonar el gorigori.

Matamoros, Cachao, Sindo Garay,
Bola de Nieve, Juan Formell, Compay,
Viola, Gardel, Chabuca, ¿quién da más?

Al alba, Cambalache, Construção,
Lágrimas negras, Woman del Callao,
Mediterráneo, Ne me quitte pas.

Joaquín Sabina
Cantautor Español

miércoles, 30 de abril de 2008

Raíz antigua

Jeremy Horner tomó esta fotografía durante un carnaval en Barranquillla.


Meira Delmar (1921-2009).
Poeta colombiana


No es de ahora este amor.

No es en nosotros
donde empieza a sentirse enamorado
este amor, por amor, que nada espera.
Este vago misterio que nos vuelve
habitantes de niebla entre los otros.
Este desposeído
amor, sin tardes que nos miren juntos
a través de los trigos derramados
como un viento de oro por la tierra;
este extraño
amor,
de frío y llama,
de nieve y sol, que nos tomó la vida,
aleve, sigiloso, a espaldas nuestras,
en tanto que tú y yo, los distraídos,
mirábamos pasar nubes y rosas
en el torrente azul de la mañana.

No es de ahora. No.
De lejos viene
—de un silencio de siglos—,
de un instante
en que tuvimos otro nombre y otra
sangre fugaz nos inundó las venas,
este amor por amor,
este sollozo
donde estamos perdidos en querernos
como en un laberinto iluminado.

Meira Delmar —su verdadero nombre es Olga Chams Eljach— nació en la ciudad colombiana a donde... «se va el caimán, se va el caimán, se va para ______ ¿?».

lunes, 28 de abril de 2008

Ágrafa musulmana en papiro de oxyrrinco


«Estabas a ras de tierra y no te vi. Tuve que cavar hasta el fondo de mí para encontrarte».

—Juan José Arreola (1918-2001).